Inicio > Entrevista, Fútbol Argentino > Giunta, un luchador dentro y fuera de la cancha

Giunta, un luchador dentro y fuera de la cancha

Por: Diego Flores

“Estoy preparado para dirigir a Boca”. Con mucha confianza en sí mismo, Blas Armando Giunta muestra que se siente capaz de sentarse en el banco de la Bombonera. Durante una charla telefónica, el actual técnico de Almirante Brown se muestra seguro y espontáneo ante cada pregunta, confiesa que le gustaría dirigir a Matías Almeyda porque es hincha del xeneize como él y que podría hacer que Martín Palermo y Juan Román Riquelme resuelvan sus diferencias.
¿Crees que se te haría fácil manejar el vestuario de un club de primera?
“Es mucho más difícil acá en el ascenso que en Primera y yo se que puedo dirigir tranquilamente cualquier equipo de Primera División, acá aprendí a pelear con muchas cosas que en la “A” te la sirven en bandeja”.
En el caso de Boca se habla mucho de los problemas internos y sobre todos de los de Juan Román Riquelme y Martín Palermo, ¿Pensas qué vas a poder manejar eso?
“Sí, hablaría con ellos dos, todos los referentes y desde el primer momento les aclararías las pautas de trabajo, cuando aclaras las cosas de frente después no hay problemas”.
¿Alguna vez te llamo algún dirigente de Boca?
“Hable una vez con Marcelo London, les dije que yo no tenía problemas y que cuando ellos crean que es mi momento me avisen y no reunimos, pero no fue nada muy profundo”.
¿Como vez a los jugadores que están hoy en el plantel xeneize?
“Creo que son buenos y que se incorporó a los mejores del campeonato pasado, pero no están rindiendo porque uno los ve como jugaban en sus anteriores equipos y son todos cracks, pero la camiseta de Boca pesa 300 kilos.

Saliendo del mundo Boca, ¿Qué otro jugador de primera te gustaría dirigir?
“Como ya dije muchas veces me gustaría tener en mi plantel a Almeyda porque es hincha de Boca y yo soy su ídolo, en fin sería un lujo para los dos. También me encantaría tener a Ariel Ortega por lo que le dio al fútbol”.
La charla se va alejando de la pelota y se acerca a un tema personal que a pesar de que fue superado deja malos recuerdos. Hace cinco años su hija, Gisela de 22 años, sufrió una insuficiencia renal que obligó la operación de riñón, en el hospital Italiano. El órgano fue donado por Angie, su madre, pero a pesar de que todo salió bien hay heridas que no cierran en el ex volante de San Lorenzo de Almagro.
¿Te quedó alguna espina del mal momento que sufrió tu hija?
“No sé si una espina pero me paso algo muy feo. Fui a pedir ayuda a futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) para ver si me dejaban anotarla como hija de ex futbolista. Me atendió Sergio Marchi pero me cerraron la puerta en la cara y me dijo que no podía hacer nada por mí. Pero uno meses mas tarde fui a jugar un partido a GEBA y me encontré con Jorge Domínguez, miembro de FAA, le conté lo que me paso y me aseguro que a Gisela no le iba a faltar nada, no le creí, pero por suerte esa vez me equivoque yo porque gracias a él y a Carlos Pandolfi a mi hija la atendieron maravillosamente. También me sirvió la ayuda de apoyo y de mis amigos, como por ejemplo Maradona, Riquelme, Mancuso estoy muy agradecido con ellos, me sirvió mucho su apoyo y el de tantos otros”.
Entonces, ¿no quedan resentimientos con nadie?
“Cada uno sabe lo que hizo, a mi lo único que me importa es que mi hija siga sonriendo”.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: