Inicio > Fútbol Argentino > Riquelme y su magia por 4 años más

Riquelme y su magia por 4 años más

Por: Pablo Spezzano

Banco a Riquelme. Odio a Riquelme. Se sabe que el diez no tiene grises: o lo amás o lo odiás, no queda otra. Esta novela de Juan Román Riquelme fue una de las más extensas de los últimos años en el club Xeneize. Se sabe que Román es un tipo políticamente incorrecto, sin mucha simpatía para algunos, que no es de brindar notas exclusivas y que no demuestra su felicidad a menudo. Pero también, hay que decir que no es todo lo problemático que muchos lo quieren hacer ver.
¿Porqué se demoró tanto el fichaje?, ¿Realmente los dirigentes querían al diez?, ¿Ésta era la única manera de echarlo del club? ¿Boca puso en riesgo su economía?. Hay muchas preguntas que giran alrededor de este caso pero pocas son las respuestas.
Desde un comienzo, pareció que los directivos del club de la Ribera no querían renovarle a Juan Román y estiraban las reuniones para desgastar y empañar la imagen del jugador. Si en verdad había más votos en contra que a favor ¿Porqué no pusieron lo que había que poner y aclaraban todo?. La respuesta es lógica, el presidente de Boca no quería arruinar (aún más) su imagen ante los hinchas boquenses. Pero esto, muy lejos de arreglar los problemas los empeoraron.
Frecuentemente, los dirigentes y los medios de comunicación declaraban que Boca podía poner en riesgo la economía del club por cerrar en 5 millones la transferencia del ex Villareal. Sin embargo, hay algo que nunca destacaron. Como la institución se podía derrumbar en un futuro si hace poco tiempo se vendió el 80% del juvenil Ezequiel Muñoz en 6 millones de euros. Esto sumado a los 4 millones que entraron por Boselli, los 11 millones de Gaitan y la futura venta de Fabián Monzón. Al margen de estas estadísticas (que pueden variar en pesos más pesos menos) hay que agregarle las millonarias ventas de Carlos Tevez, Fernando Gago y Ever Banega de la anterior gestión. Claramente si Boca sufre problemas van a ser exclusivamente por malos manejos directivos.
Evidentemente, esto no era un problema de plata, el problema era (y es) que muchos dirigentes ya no quieren más a Riquelme y esta era la mejor oportunidad de alejarlo definitivamente de la camiseta azul y oro.
Por suerte para los hinchas de Boca y para los amantes del buen fútbol el último diez seguirá desparramando magia por 4 años más y podrá retirarse con la camiseta que él quería y con su número en la espalda, el 10.

Anuncios
  1. gabriel terrasini
    septiembre 4, 2010 en 2:39 am

    se te fue la mano, además pone cuanto le pagan
    pero que roman juegue la copa si no se motiva
    o sea que los jugodarores se pongan las pilas

  2. Tristonio
    noviembre 19, 2010 en 1:12 am

    Ojalá que utilize su magia para desaparecer cuando tenga que rendir cuentas por vivir lesionado los 4 años de contrato. Ya empezó a completar casi 1…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: