Inicio > Fútbol Argentino > Domingo sin fútbol

Domingo sin fútbol

Por: Adriano Catena

Los clásicos argentinos a los que nos acostumbran de chiquitos se hacen tan nuestros que nos olvidamos, a veces, su verdadero origen. Un 29 sin ñoquis. Una juntada entre amigos sin truco. Un mate sin biscochitos. Un domingo sin futbol.
Lamentablemente el receso por el mundial nos quitó esa dulce sensación de disfrutar en familia, entre amigos y porque no hasta solo de esta encantadora costumbre argentina, el futbol. Pero siempre que llovió, paró. El domingo 8 de agosto se inicia un nuevo campeonato del futbol argentino y las emociones que tanto nos mantienen en vilo vuelven a surgir.
Aquellos domingos grises, donde te levantas sin la emoción de pensar que hoy tu equipo va a salir a la cancha y, quizás, te de la alegría con la cual vas a disfrutar toda la semana, hasta el próximo domingo. Aquellos domingos donde después de almorzar, lo mejor para hacer era dormir una siesta o salir a caminar por las desoladas calles de tu barrio. Aquellos domingos donde el tiempo no importaba, el asado podía esperar, total nadie te apuraba para ir a ver al equipo de tus amores. Aquellos domingos sin futbol, llegarán a su fin dentro de una semana. Y las cargadas, las emociones, los gritos desaforados, las radios, los televisores, volverán a escucharse por las calles de tu barrio, que ya no está desolado, está iluminado por el carisma y la algarabía de la gente que va a disfrutar, de una fiel costumbre argentina.

DOMINGO SIN FUTBOL (Copani)
Llueve… Llueve…
La tarde tiene ganas de dormir.
Me hace sufrir
Y digo yo:
A este domingo gris quién lo invento.
Llueve… Llueve…
Domingo para el mate y el colchón
Y tan llorón
Y tan demás
Que solo tango tengo ganas de cantar.
Domingo sin fútbol,
Domingo sin sol,
Domingo de calma
Y el alma sin gol.
Domingo de cine, baraja y billar
Con frío en la sangre y en la popular.
Domingo sin fútbol, que lento pasás,
Desde el almanaque
Te borro de un saque
Por no verte más.
Llueve… Llueve…
Donde andará mi amigo del tablón,
En que rincón
De la humedad
Lo clavará este domingo en soledad.
Llueve… Llueve…
Domingo sin el grito y sin la luz…
Le hago la cruz
Y digo yo:
A este domingo gris quién lo invento…

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: